¿Te atreves con una invitación de boda diferente y original?

Que las bodas han cambiado es una realidad. De la tradicional ceremonia y convite clásico se ha pasado a abrir todo un abanico de posibilidades que tiene como límite la imaginación de los contrayentes o de quienes organicen el evento, porque casi casi es un evento.

Ceremonias al aire libre o fuera de los templos, caterings en el campo o en palacios, una decoración cuidada y casi temática en muchos casos, verdaderas coreografías practicadas para la apertura del baile y regalos que dejan con la boca abierta a los invitados, cada vez más involucrados en el significado que para los novios tiene el día en el que celebren su compromiso de pasar el resto de sus vidas juntos.

Pero, ¿cómo comienza toda esta aventura? Con las invitaciones de boda.

Todos recordamos cómo eran las invitaciones en los años 80-90, por no echar la vista más atrás. Papel de gran gramaje en blanco o beige donde quienes invitaban eran las familias y los contrayentes, de forma más que formal, anunciaban dónde se celebraría tanto la ceremonia como el posterior convite.

Casi dos décadas después, todo el mundo de la papelería para la boda ha cambiado considerablemente. No solo porque las invitaciones de boda originales son casi una forma más de la propia celebración, el momento en el que la pareja hace pública su felicidad.

Hoy en día hay formas sencillas de poder acertas. Existen sites en los que basta solicitar una muestra gratuita para que personalicen y envíen un ejemplo y así de verdad hacerse a la idea de cómo quedaría la idea en papel. Este paso, que parece en casos innecesario cuando se trata de gente acostumbrada a ver samples en el ordenador, es vital. Muchas veces en la pantalla no se aprecian acabados o matices de colores como en el papel.

Quizás también te interese:  La Comunidad de Madrid presenta sus principales proyectos verdes en el XVI Congreso Nacional del Medio Ambiente

Con tarjetones premium que van acompañados de sobres de mejor calidad, una vez impresa y personalizada a medida, se puede incluso hablar de la personalidad de los novios gracias a interiores con mapas, motivos geométricos, estampados o incluso animales. Todo a gusto de quienes quieren hablar desde ese primer contacto de su amor, de su proyecto conjunto y de sus ganas de compartir el día más feliz de su vida con sus seres queridos.