Para los hombres, llega el eterno “casual Friday” de otoño-invierno

Por Andrea Abrell (dpa)

La moda masculina dará un gran giro. Algunos la amarán, otros la detestarán. Será una revolución, asegura la estilista Maria Hans sobre la tendencia que se viene. El pilar central consistirá en dejar atrás los looks formales para pasar a lucir un estilo más descontracturado, liviano, despreocupado, que no se deje intimidar por tener que ir a la oficina.

Podría decirse que gracias a la pandemia y al prolongado homeoffice el saco y a corbata dejaron de ser elementos importantes “y que esa misma idea continuará vigente en el otoño e invierno 2021-2022, incluso en ocasiones oficiales”, asegura Maria Hans.

“Si bien los trajes seguirán existiendo, los cortes van a ser mucho más informales: los pantalones serán cómodos y más anchos que en las temporadas pasadas. Lo mismo valdrá para los sacos, que se servirán con mayor frecuencia de texturas suaves, maleables.”

La corbata desaparecerá totalmente, sobre todo para quienes no tengan que respetar ningún tipo de códigos de vestimenta en el trabajo. Sólo se verá como accesorio en ocasiones laborales particularmente importantes. “El ‘casual Friday’ se convertirá en ‘casual week'”, resume la estilista. El “viernes casual”, un modo de vestirse más descontracturado que solía verse en algunas compañías el último día laborable de la semana, se convertirá en la regla para toda la semana.

Batas elegantes, toda una prenda de vestir

“Desenvoltura sensible”, así es como llama el asesor de modas Andreas Rose de Frankfurt el resultado de ese proceso en la moda masculina. Y una de las prendas que, desde su punto de vista, mejor condensa esa tendencia es una especie de abrigo que se impondrá en las pasarelas masculinas de otoño. “Se estila llevarlo en talles muy grandes, cerrado sólo con un cinturón suelto y tiene aspecto de bata elegante”, describe Rose.

Para quienes prefieren evitar un look demasiado “Hugh Hefner” existen alternativas como el piloto clásico, incluso en “tonos típicos como el beige o con un estampado discretamente cuadriculado”, dice Rose.

Debajo del abrigo se lleva una prenda de lana. Muchos diseñadores apuestan por jerseys sueltos, camisa con chaleco y bufandas super grandes. Al igual que en la moda femenina, suelen elegir la trenza como patrón. Un elemento de las temporadas de invierno y de otoño pasadas que permanece en las pasarelas de este año es el jersey del tipo polera. “Lo particular es que el cuello se viste en toda su longitud, es decir, ya no se dobla”, explica Rose.

“Combinado con la lana suelen usarse texturas como la pana y el tercipoelo, es decir, telas que traen una cuota de comodidad”, explica la asesora de compras Andrea Lakeberg de Berlín.

Shorts cortos para un día de invierno

Hay una contratendencia: “Los shorts pasan a estar de moda en otoño y también en invierno”, dice Rose. “En días más cálidos se los combina con calzado sin talón y calcetines. Si refresca, quedan bien botas rústicas.”

Un buen material sigue siendo el cuero (sintético), “que también va muy bien con un abrigo extra-largo al estilo Matrix”, dice Rose. “El talle extra-largo también se usa en camisas combinadas con chalecos, mientras que las camisetas se lucen con alguna declaración personalizada”.

Los colores de moda son brillantes, como el naranja o el amarillo curry, “que quedan super elegantes combinados con gris”, explica la estilista Maria Hans. “Fuera de esos colores, es imposible dejar de incluir matices cálidos, naturales como el beige, el marrón o el caramelo, que son parte constitutiva de la moda masculina actual y van a la perfección con los materiales soft y los cortes de puro confort”.

fuente: dpa