Escoger el lugar donde celebrar un evento de empresa

Reunir a la plantilla de una compañía y que todo salga bien no siempre es sencillo. Pese a que a diario comparten espacio en la oficina, cada persona acaba teniendo rutinas distintas en el momento que salen de ella y, por tanto, al departamento que propone juntar a todos los trabajadores para llevar a cabo un evento de empresa no siempre es sencillo.

Desde hace algunos años, hay basantes espacios que proponen la posibilidad de celebrar un evento corporativo en sus instalaciones. Ya sea en la ciudad o en el campo, la experiencia siempre suma. De ahí que haya incluso en algunos centros actividades y alternativas a la carta para cubrir las necesidades de cada evento.

Ya sea un evento formativo en el que participa una parte de los trabajadores, una fiesta para celebrar los éxitos y logros conseguidos o una convivencia para mejorar el trato entre los distintos departamentos, opciones como las que se ofrecen en la Quinta de Illescas suelen ser un acierto.

Ventajas de celebrar un evento en las afueras de la ciudad

La principal ventaja pasa por el aparcamiento. Ya sea porque van en sus propios vehículos o porque la empresa pone un autobús corporativo para llevarles hasta el destino de la celebración, apostar por sacar este tipo de eventos del asfalto es un acierto. La facilidad con la que se puede aparcar evita un gasto extra en aparcamientos privados, en zonas de parking limitado o incluso en el estrés de encontrar un hueco.

De esta manera, la entrada ya es agradable. A eso hay que sumar lo que aporta el extrarradio. A tan solo 20 minutos de la capital se encuentran enclaves naturales que hacen romper con la rutina de la gran ciudad tan solo con observar la naturaleza que les rodea.

Quizás también te interese:  Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacología (SEF)

Llegar a un lugar verde, donde da igual la climatología porque hay salones, patios y jardines que cubren las necesidades para cualquier mes, también es un acierto.

Si a eso se suma una gastronomía o catering que cumpla con las expectativas de una cita corporativa como la que se ha planificado, nada parecería que puede fallar.

Solo falta que, desde recursos humanos, todo se planifique igual de bien para conseguir que la convivencia en el evento sea inolvidable.