Equipos de sonido y luces para bodas y eventos en Barcelona

Si los efectos y sonidos siempre han sido importantes en los eventos, más ahora que nunca. El hecho de poder dar una cobertura sonora adecuada a cualquier tipo de espacio se considera ahora ineludible, más cuando hay que seguir a rajatabla nuevas medidas de seguridad que hacen que sea necesario mantener unos espacios vacíos que, antes, por norma general, estaban llenos.

“Una mala iluminación o un sonido distorsionado pueden acabar estropeando cualquier evento. Ya sean bodas o convenciones, contar con buenos equipos de sonido y luces para eventos son la base para que todo vaya sobre ruedas, sea cual sea la celebración. Imagina un baile de novios en el que no se oiga la música ni se vea a la pareja. Sería un desastre” comentan algunos planificadores de eventos consultados.

Música en directo, una tendencia en alza para cualquier momento

Cuando se trata de poner música en un evento hay dos opciones: bien se puede contrata un DJ especializado capaz de ofrecer un repertorio acorde con el momento.

“Hemos visto algunos DJs capaces de mejorar considerablemente el ambiente gracias a su saber hacer. La música es algo que acaba quedando en el recuerdo y, si se apuesta por ella, hay que hacerlo bien. Apostar por música en directo en momentos especiales es clave, pero sobre todo cuando son profesionales los que están detrás de ello” comentan.

El contar con alguien encargado de poner banda sonora a momentos puntuales, de convertir en una fiesta un momento concreto del evento o incluso de ser capaz de adaptarse a las peticiones siempre acaba siendo un éxito y una de las partes más llamativas.

La luz, un elemento secundario que, cuando falta, pasa a ser principal

Lo mismo que ocurre con la música ocurre con la luz. Una luz mal diseñada o mal planificada puede acabar haciendo de un momento concreto un verdadero desastre.

Al igual que en museos y en edificios la luz está muy bien pensada, en un evento hay que saber cuáles serán los puntos que requieran mejor iluminación, cuáles los momentos de más resalte y cuándo la penumbra debe ser protagonista para solo mostrar una cosa concreta y que se lleve toda la atención.

Es por todo esto por lo que no es recomendable dejar ambos aspectos, luz y música, a la improvisación.