Consejos para ponentes en Congresos

Cuando se trata de poner en marcha un Congreso y se seleccionan a los ponentes, se hace por sus méritos profesionales, porque son un referente del tema sobre el que versará el propio evento, por todos los avances que viene ofreciendo y por muchas otras características de su currículum.

Puede que todo el Congreso esté diseñado al detalle para que nada falle, para que la asistencia sea la necesaria, para que todo sea cómodo para los invitados y ponentes, para cubrir las necesidades de todos los asistentes, pero siempre puede haber algo que falle… en las presentaciones.

De todos los Congresos en los que Atlántico ha formado parte, tenemos claro que puede haber ciertos errores que cometen los ponentes al no haberse enfrentado, de forma habitual, a una gran audiencia.

Y este es uno de los puntos más conflictivos, porque el público, tanto el invitado como el que ha pagado por poder participar en el Congreso, quiere ser capaz de poner en conjunto conocimiento y ganas de aprender.

Organización de Congresos - Atlántico Catering y EventosSi algún día eres ponente de un evento de estas características, debes tener en cuenta la audiencia. Puede que para ti sea un campo en el que te mueves con soltura y, sin pecar de ingenuo, deberás tener en cuenta que no todo el mundo tendrá el control sobre la materia que tienes como ponente. Es por ello que deberás adaptar tu discurso a la preparación de los asistentes, sin bajar el registro a un nivel inferior, pero sin ser académico al uso para no aburrirles.

Otra cosa a tener en cuenta tiene mucho que ver con la presentación. Utiliza imágenes que sean visibles, evitando letra pequeña. No deben contener demasiada información para no dispersar sobre lo que estás contando. Es preferible que tengas que explicar tú mismo la diapositiva o la infografía que lleves.

Quizás también te interese:  Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna Pediátrica (SEMIPE)

No olvides los tiempos. Tan importante es no alargarse como no quedarse excesivamente corto. Muchas veces se hace tedioso cuando un ponente alarga su tiempo más de la cuenta y repite una y otra vez lo dicho con anterioridad, pero tampoco es agradable quedarse con la sensación de que apenas ha contado nada.

Normalmente cuando se da una conferencia, se busca conseguir atraer la atención del público. Por ello recomendamos tener en cuenta que todo lo que se diga se presente de forma atractiva, con anécdotas y no sólo con datos. Es cierto que es necesario que todo esté avalado por éstos, pero no hace falta aburrir sólo con porcentajes para contar algo. Todo puede ser contado de forma relativamente entretenida. Entendemos que no es lo mismo hablar de una cirugía cardiovascular o hablar de las tendencias del ecommerce, pero en ambos casos se puede buscar algo que choque y capte la atención de los presentes.

La sonrisa es imprescindible. No se trata de un maratón del humor, pero tampoco de que parezca que es una situación incómoda para el ponente.

Crea expectación y debate en las redes sociales antes, durante y después del propio congreso. De esta forma también podrás palpar qué es lo que más interesa de cara a la ponencia y de cara a futuros eventos similares.

Tampoco olvides atender las preguntas que hagan. No tienen por qué saber tanto como tú, con lo que tus respuestas también son parte importante de la propia ponencia.

Con sólo tener en cuenta estos pocos consejos, te podemos asegurar que la experiencia como ponente cambiará, será mucho más gratificante y sentirás que todo cobra un sentido distinto porque, sí, han ido a escuchar todo lo que tienes que contarles.

Quizás también te interese:  Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Nuclear e Imagen Molecular (SEMNIM)