Cómo preparar un evento o fiesta de Carnaval

¿Quieres celebrar un evento o fiesta de carnaval que perdure en la memoria y no sabes por dónde empezar?

No te preocupes, te vamos a proponer una fiesta en la que todos los invitados quedarán impresionados.

Para empezar, vamos a entender bien en qué consiste el Carnaval. Tradicionalmente, se sitúa justo antes de que empiece la Cuaresma. Si nos basamos en sus orígenes medievales, era la forma de ir diciendo adiós a la carne para prepararse a los mandatos eclesiásticos de la época, donde los viernes estaba prohibido consumir estos alimentos.

Aún así, estaréis de acuerdo con nosotros en que tiene gran parte de pagano, alejado de los preceptos religiosos, puesto que es una festividad donde “desmelenarse”, aprovechar para disfrazarse, y sacar el alter ego que no sacaríamos a diario.

Teniendo este espíritu jovial en mente, lo primero que debemos pensar es en darle un tema a la fiesta. Muchas veces, lo mejor es elegir un leitmotiv para que todos los asistentes tengan algo en común.

Logo-maceta-atlantico-catering-eventosSiendo carnavales una época lúdica, bastaría con poner el nombre de una película, de un estilo musical o incluso de una época histórica para que se reviviera en la sala donde se celebre tu evento.

Haz un listado con la gente a la que invitarás y trabaja con unas invitaciones personalizadas que les animen a venir a tu particular Carnaval. Desde luego, cuanto más original sean…más expectación crearás. Cada vez hay más sitios donde podrás diseñar tus propias creaciones e imprimirlas a precios más que razonables. Si lo tuyo no es el diseño, no te preocupes, podrás dejarlo en manos de profesionales ya que cada vez hay más oferta de diseñadores para este tipo de trabajos.

Quizás también te interese:  Arranca el 64 Festival de San Sebastián

Una vez clara la fecha y el motivo, es la hora de decorar. No hace falta gastarse grandes cantidades de dinero comprando absolutamente todo, basta con tener un poco de maña y juntarte en una tarde divertida con gente allegada y decidirse a continuar la moda del DIY, vamos, hacerlo tranquilamente con amigos. Bastará comprar materiales baratos para, con imaginación, transformarlos en algo increíble.

A partir de ahí, con la decoración e invitaciones preparadas, es hora de plantear un catering acorde con el tema. Piensa bien cómo serían los banquetes de la temática. Imagina que es de Grease tu fiesta, no podrá faltar cualquier tipo de batido decorando la mesa, así como perritos y todo tipo de hamburguesas servidas. Si hablamos de Egipto, por poner otro ejemplo, el vino y la fruta, como pasaría en una fiesta de Roma, no pueden faltar. ¿Una película? Descubre qué comen sus protagonistas y en qué país se rodó para inspirarte.

Si crees que esto te viene grande, siempre puedes contratar una empresa de catering que te ayude a diseñar los mejores menús para estas celebraciones. Su experiencia y profesionalidad te ayudarán a acertar de pleno y desentenderte de esa parte. En el fondo es una fiesta, y es para que tú también disfrutes.