Bodas en la playa: una tendencia al alza

El verano es, quizás, una de las estaciones donde más bodas se celebran por el buen tiempo. Celebraciones al aire libre, colores, enclaves y menús ligeros se alían en los meses de más calor para hacer lucir cualquier evento.

Las playas son, sin duda, los escenarios perfectos para celebrar bodas. La Costa del Sol es uno de los rincones más solicitados para poder disfrutar de su luz, su costa y sus playas para celebrar eventos.

Contraer matrimonio se ha convertido en todo un acontecimiento en el que los novios buscan agasajar a sus invitados, pero también crear recuerdos únicos.

Los fotógrafos de boda en Málaga saben que es necesario hacer un esfuerzo por inmortalizar la belleza de un territorio en el que cualquier acontecimiento se luce. Con las novedades del sector, sesiones de fotos antes y después de los enlaces, más allá de vídeos que actualmente también se ofrecen en grabaciones 360º y realidad virtual, cualquier demanda de los novios es atendida por grandes profesionales acostumbrados a sacar el mejor partido a las imágenes para que sus clientes tengan recuerdos inmortalizados de por vida.

Las playas de las principales localidades, las zonas de la sierras, como la Sierra de las Nieves o incluso su capital tienen en los meses de verano una vida llena de alegría, de luces y colores con atardeceres que, año tras año, atraen a un tipo de turismo internacional en busca de una calidad de vida, un lujo y una forma de entender el ocio única.

Málaga, atractiva de por sí, ha sabido entender la demanda cultural y de ocio de visitantes y vecinos que, más allá de llegar solo un fin de semana, se quedan en muchos casos durante semanas para disfrutar de museos, teatros y eventos que llegan hasta la ciudad.

Quizás también te interese:  Cómo organizar eventos de tecnología verde: Innovaciones para un mundo sostenible

Marbella, Nerja, Estepona, Mijas o el Rincón de la Victoria, junto con Fuengirola, son solo algunas de las localidades costeras que más bodas celebran en verano en la provincia malagueña. Sus playas de arena fina, la capacidad hotelera de sus entornos y la reputación de sus establecimientos son la clave para que, cada año, se celebren en Andalucía más de 7000 matrimonios, de los que más de un 10% son de contrayentes extranjeros, siendo Málaga y Almería las ciudades andaluzas con más demanda para celebrar sus enlaces en fincas, haciendas y playas.