Agenda para llegar a tiempo con los detalles de Comunión

Muchas son las familias que este año celebrarán la Comunión de los más pequeños y, aunque lo cierto es que es llamado a ser un evento pequeño, meramente familiar, cada vez son más los que deciden celebrarla por todo lo alto y buscan todos y cada uno de los detalles para complementar el día.

Sin duda, si quieres acertar, no debes dejarlo para el último momento porque seguro que acabarás, con las prisas, por olvidar algo importante.

Queremos hacerte una pequeña lista con algunas de las cosas que no debes olvidar. No son todas, pero sí las que nombraremos serán parte de tus plannings.

1 – Recordatorios: aunque aún no tengas claro cuál será la fecha exacta porque eso depende de la demanda de cada parroquia de su propia agenda, es recomendable que empieces a pensar en el diseño de los recordatorios. Hoy en día hay numerosas ofertas en el mercado que van desde los más artesanales y originales a los más clásicos. De ti dependerá el estilo que quieres. Hay una nueva tendencia que es el diseño por parte de los propios niños y la maquetación por parte de un profesional. Puede que esta fórmula te convenza y personalice más el recuerdo incluyendo a quien, en definitiva, será el protagonista. Cualquier imprenta podrá luego cumplir con plazos si lo haces con tiempo suficiente.

2 – Traje: obviamente es una de las cosas más visibles, pero debe también hacerse con tiempo. Dependiendo de los colegios, hay sitios donde se uniforma a los niños. Aunque cada vez es menos común esto. Estamos seguros de que encontrarás el vestido o traje que más hable de tu peque en alguna tienda. Sino, siempre puedes echar un vistazo a Internet ya que cada vez hay más opciones de compra online con vestidos boho chic o trajes de chaqueta de distintos modelos.

Quizás también te interese:  Eventos de música indie-pop: Descubriendo nuevas voces y sonidos

3 – Flores: dependiendo de si tu hijo o hija celebra la comunión solo o en grupo, podrás tener más o menos libertad en este sentido. Empieza a coordinar no sólo con el resto de familias sino con la propia parroquia el estilo que se seguirá. Incluso para la toma de este tipo de decisiones podréis hacer una especie de pequeño comité para poner en común todas las ideas. Ten en cuenta que todos son protagonistas.

4 – Celebración: ya sea al aire libre en un lugar familiar, en un restaurante o en una sala para tal efecto, piensa que otros padres también estarán echando un ojo, con lo que más vale que empieces a buscar las opciones que más te convencen y a definir con el sitio el tipo de celebración que vas a querer realizar.

5 – Recuerdo: ¿eres de los que creen que los invitados deben llevarse un recuerdo de esta celebración? Si es así, piensa ya en algo. Más allá de los clásicos frutos secos, de la muñeca o muñeco vestido de comunión o de los portafotos, atrévete y busca algo original que de verdad sea útil para ellos. ¿Cuántos han acabado en un cajón? Se buscan ideas.