El marketing y la publicidad es fundamental para la empresa

Las empresas siguen buscando nuevos nichos para conseguir crecer en ventas, en contrataciones o, incluso, en reputación y, llegados a este punto, la única forma de conseguirlo es apostando por buenas estrategias de marketing y publicidad.

El marketing lo que busca es llevar la oferta hasta la demanda, salvando los obstáculos del ruido constante y de los filtros aplicados por los propios usuarios.

Actualmente, la mayoría de planteamientos de publicidad se hacen online pero, ¿qué hay de los planteamientos offline? Puede que sea el momento de volver a la tradición para de verdad ser original y disruptivo.

Campañas de marketing offline: lo disruptivo del 2023

¿Quién ha dicho que la impresión de pegatinas personalizadas está obsoleta? Nada más lejos de la realidad. Si hay algo que sigue llamando la atención de los transeúntes es, precisamente, una imagen que rompa con la rutina como para prestarla atención. Colores, formas o mensajes son claves para conseguir atraer esa mirada que lleve a esos segundos que se necesitan para que alguien se decante por enterarse de forma activa de lo que ve.

Conseguir pegatinas que rompan la monotonía en la calle requiere de originalidad, pero la ciudad es un gran lienzo en el que apoyarse – siempre en zonas autorizadas para ello – para llevar el mensaje a pie de calle.

Carpetas, búsquedas del tesoro, farolas originales…todo vale para ser originales y dar a conocer la marca y producto.

Rotular también escaparates o ventanas puede ser muy útil para presentar la marca ante el público. Los vinilos para cristales personalizados son una buena alternativa si se tiene un espacio en medio de la ciudad. Pero no es el único sitio. Los coches son uno de los mejores formatos publicitarios por la movilidad que tienen a nivel urbano.

Quizás también te interese:  Vocdoni reivindica la 'blockchain' como la mejor tecnología para el voto digital en el congreso Democracy For All

Una opción que hoy en día está también bien llevado es apostar por rotular los cristales de los locales que no estén en uso en las principales calles o incluso en los centros comerciales. El uso de esos espacios como lienzo puede ser un acierto si se sabe usar el humor, la originalidad o la forma de forma correcta.

Finalmente, los stickers están de nuevo de moda. Mientras que durante los años prepandemia las empresas apostaban por la generación de un tipo de regalo corporativo personalizado en el que las bolsas, botellas o incluso paraguas llevaban impreso de forma concreta la imagen de la empresa.

Hoy, en el campo de las campañas offline, se busca algo diferente. Imprimir stickers permite también crear cierta viralidad si se sabe plantear bien un juego urbano en el que la imagen que se deje en cualquier rincón llame la atención como para crear expectativa. La ventaja de este tipo de producto, mucho más económico, es que dependiendo de su uso puede tener distintos acabados, lo que hace que el merchandising no caduque sino que se adapte a cada situación concreta.

Contar con un equipo profesional capaz de encontrar ese mensaje e imagen que se original y hable de la empresa va a ser clave para conseguir, en el campo fuera de internet, un retorno único.