¿Cómo elegir el mejor sifón para la cocina?

La gastronomía española está en auge. Gracias a la innovación en los fogones con cocineros como Ferrán Adriá, que puso en auge un estilo innovador a la hora de presentar los platos.

En los fogones de El Bulli modificó para siempre el concepto de texturas. Las mezclas que elaboraba gracias a la innovación que llevó a cabo con un montador de nata que consiguió airear gracias a la inclusión del óxido nitroso creando unas espumas que revolucionaron los paladares más exigentes.

Hoy en día, no hay cocina que se precie que no cuente con un sifón para tratar de replicar algunas de las recetas de nombres como el de Adriá, que consiguió lo que nadie soñó antes: la espuma de judías blancas con erizos.

Cierto es que no todos los chefs caseros llegarán ahí, pero hay que pensar que, gracias a un buen sifón y a las posibilidades que ofrecen los 16 gramos de óxido nitroso por litro, se pueden lograr acabados tanto para elaboraciones frías como calientes. Tartas, gofres, bebidas, platos de todo tipo pueden mejorarse e innovarse gracias a las posibilidades de crema batida que ofrece el uso de la presión.

«Mientras que antes, para poder ligar la nata montada se usaba la batidora de barillas, ahora, gracias a los sifones se pueden incorporar elementos que no sean líquidos y que también puedan formar una espuma que aromatice la receta. Huevo, zanahorias, o cualquier otro tipo de fruta u hortaliza están creando nuevas formas de descubrir y enfrentar sabores antagónicos a priori» explican algunos expertos de https://fast-gas.com/es.

Una de las razones por las que este tipo de texturas han triunfado tiene mucho que ver con el sabor y color que mantiene original, sin necesidad de añadir aromas artificiales o teñir con condimentos los acabados.

Quizás también te interese:  Catering en Barcelona, la tendencia de estas Navidades

Además, cuando se hacen a base vegetal, ya no es necesario para conseguirlas el añadir nata o huevo, lo que permite que potencien con todo el sabor del ingrediente las creaciones culinarias.

¿Cuál es, además, una de las ventajas de este tipo de pequeño electrodoméstico o complemento en la cocina? La facilidad de mantenimiento y limpieza.

Aconsejados los de acero inoxidable, precisamente, por la capacidad para limpiar, cuentan entre sus accesorios con un cepillo que permite llegar a todas las partes del aparato para higienizarlo antes de un nuevo uso. Además, su propio material hace de él un elemento duradero frente a accidentes y golpes.

¿Duran las preparaciones con sifón?

Sin duda, más que las tradicionales conseguidas con la batidora. El nitrógeno, a diferencia del aire o del oxígeno, no oxida las mezclas y frena el crecimiento de las bacterias, lo que hace que cremas que podrían durar en un frigorífico días, puedan consumirse con más plazo. Se habla incluso de nata montada que dura una semana en un sifón de 0.5 litros.

Toda una revolución que cualquiera que guste de entrar en la cocina y disfrutar de las creaciones innovadoras que proponen en libros de recetas y en la nueva cocina debe tener en cuenta a la hora de equipar sus cajones.